Logo Créditos Rápidos iPayDay

CRÉDITOS RÁPIDOS

Préstamos rápidos de hasta 5.000€ en tu cuenta en unas horas

Recomendado
Recomendado
Logotipo Vivus
50€ - 300€
Importe
7 - 30 días
Vencimiento
NO acepta ASNEF
Primer crédito gratis
Recomendado
Recomendado
Logotipo Préstamos Personales Creditea
1000€ - 5000€
Importe
2 a 36 meses
Vencimiento
NO acepta ASNEF
Flexible: a devolver hasta en 36 meses
Recomendado
Recomendado
Logotipo Savso
100€ - 900€
Importe
13 ó 26 semanas
Vencimiento
Acepta ASNEF
Paga en pequeños plazos semanales
Logotipo Microcréditos de Ferratum
100€ - 1000€
Importe
1 - 26 meses
Vencimiento
NO acepta ASNEF
Primer mes sin intereses
Logotipo Monedo Now
750€ - 5000€
Importe
6 - 48 meses
Vencimiento
Acepta ASNEF
Pagos mensuales personalizados
Logotipo Gedescoche
50€ - 10000€
Importe
Meses
Vencimiento
Acepta ASNEF
Pon tu coche de aval y sigue conduciéndolo
Logotipo Préstamo Rápido Wandoo
50€ - 300€
Importe
7 - 30 días
Vencimiento
Acepta ASNEF
Primer crédito gratis
Logotipo Minicréditos de Viaconto
50€ - 300€
Importe
7 - 30 días
Vencimiento
Acepta ASNEF
Primer crédito gratis

Los créditos rápidos, así como los minicréditos, los préstamos rápidos o micropréstamos son un tipo de prestación económica puntual que van desde los 50€ hasta los 5.000€ aproximadamente. Este tipo de ayuda se caracteriza principalmente por ir enmarcada en un proceso bastante ágil, rápido e intuitivo, haciendo que el dinero llegue a tu cuenta de forma directa, sin papeleos y sin esperar apenas tiempo.

A diferencia de los minicréditos, los créditos rápidos son un tipo de préstamo en el que tienes la posibilidad de solicitar una cantidad de dinero mayor en el caso que se precise, ya que estos están pensados para grandes apuros económicos, mientras que los primeros se usan principalmente para solventar “pequeños agujeros” en la economía mensual, por ejemplo.

Sin embargo, ambos presentan características o ventajas similares, ya que ambos son ingresados en apenas unas horas y, además, su solicitud presenta mucha flexibilidad en lo que a cantidad y tiempo de devolución se refiere.

Así mismo, tienes que tener en cuenta que no todas las entidades financieras ofrecen las mismas ventajas o el mismo porcentaje de intereses, por lo que sería altamente conveniente hacer uso del comparador para que conozcas a fondo cada uno de los préstamos más competentes actualmente en España. De hecho, a través de iPayDay puedes acceder a financiación y préstamos gratuitos, es decir, libre de intereses y comisiones. Devuelves lo que recibes, así de sencillo.

¿Qué ventajas tienen los préstamos rápidos?

Incluyendo las ya nombradas, los créditos rápidos online presentan las siguientes características:

  • Comodidad: este tipo de créditos se diferencia del resto porque puedes solicitarlos de forma cómoda a través de un dispositivo con conexión a internet, sea smartphone, portátil, tablet o PC. De esta manera no tendrás ni que levantarte del sofá para ir al banco o rebuscar para encontrar los papeles que te piden, pues es un proceso totalmente automático y online.
  • Flexibilidad: tanto la cantidad (desde 50€ hasta 5.000€) como el tiempo a devolver (desde 5 días hasta 36 meses) son a tu elección. Elige cantidades y plazos cómodos para ti y para tu bolsillo.
  • Rapidez: el formulario de solicitud no lleva más de 5 minutos y, tras ser aprobada la misma, el dinero es ingresado en tu cuenta inmediatamente, en algunos casos es cuestión de minutos o de apenas unas horas.
  • Sencillez: a lo largo del proceso el usuario es guiado de forma clara y sencilla, con el fin de que no se conviertan en algo tedioso. Tan solo tienes que rellenar los campos básicos necesarios para tramitar tu solicitud.

Requisitos para solicitar créditos rápidos online

A la hora de pedir créditos rápidos, la documentación requerida para el mismo es escasa, ya que prima la agilidad que se le da al proceso. Por lo tanto, solo se requieren unos datos básicos con el fin de tener seguridad de la identidad del solicitante por parte de la entidad financiera:

Creditos rapidos

Ser mayor de 18 años (este tipo de prestaciones económicas están prohibidas a los menores de edad).

Prestamos rapidos

Ser residente en territorio español.

Creditos rapidos sin nomina

Tener una cuenta bancaria en activo donde poder recibir el ingreso.

Prestamos rapidos online

Percibir algún ingreso estable. No ha de ser exactamente una nómina, ya que un documento que acredite ser receptor de una pensión o de una prestación por desempleo también es válido.

De hecho, en la mayoría de las entidades con las que colaboramos no tendrás que presentar ningún tipo de documento, y formalizarlo todo a través de tu banca online, mediante la cual confirmarán todos los datos necesarios de forma automática y totalmente segura.

Teniendo en cuenta esto, se puede comprobar que los requisitos son totalmente accesibles o fáciles de encontrar, ya que todos ellos están al alcance de la mano. Es por ello que los créditos rápidos sin nómina se han convertido en los últimos años en una de las soluciones preferidas por los españoles a la hora de buscar financiación urgente.

Los préstamos rápidos online son un producto financiero que se enmarca dentro de los préstamos personales y créditos al consumo. En estos últimos años, muchos consumidores acuden a otras fuentes de financiación alternativas en España para conseguir mayor liquidez económica con el propósito de solucionar situaciones puntuales o de obtener una ayuda para costear algún bien duradero.

Para poder solicitar un crédito rápido solo es necesario reunir los siguientes requisitos:

  • Estar residiendo en alguna parte del territorio español
  • Tener una edad mínima de 18 años
  • Ser titular de una cuenta bancaria
  • Tener a disposición un documento que confirme que los ingresos de la cuenta bancaria se perciben de manera regular

Como estas condiciones no son taxativas, en los últimos años en España ha crecido el número de personas que demandan este producto financiero, dado que, a la hora de conceder un crédito, las entidades bancarias tradicionales han endurecido los criterios para su aprobación.

No obstante, esta no es la única ventaja cuando se solicitan préstamos rápidos, sino que ofrece otros aspectos, en los que destacan los siguientes:

  • Toda la gestión del préstamo rápido se realiza a través de Internet, por lo que no es necesario desplazarse a ninguna sucursal para poder completar el trámite
  • Si tramitas tu solicitud a través de la banca online, no necesitarás enviar ningún tipo de documentación, ni siquiera el DNI
  • Este tipo de créditos se caracterizan porque no hay que presentar un aval bancario;
  • El procedimiento del ingreso del crédito rápido a la cuenta corriente se realiza en al instante o, dependiendo del banco, en tan solo unas horas
  • El plazo de devolución de los préstamos rápidos sin aval son totalmente flexibles e incluso se puede entregar la cantidad solicitada antes de la fecha fijada
  • Existen entidades que conceden este tipo de créditos a clientes en ficheros de impagados, como ASNEF.

Para poder solicitar créditos rápidos, tan solo tienes que seguir los siguientes pasos:

Creditos rapidos a plazos

Introducir la cantidad deseada y la fecha de su devolución. En nuestro comparador también podrás ver los intereses y comisiones aplicados en cada caso.

Prestamos rapidos sin aval

Rellenar un formulario muy básico, con los datos personales del cliente (nombre y apellidos, DNI o NIE, número de teléfono móvil y la dirección del correo electrónico, entre otros).

Con tan solo seguir estos pasos, el cliente puede solicitar de forma simple y en tan solo 5 minutos el dinero que necesita. Te recomendamos revisar todas las entidades que te ofrecemos para que elijas la opción que mejor se adapte a tus necesidades y particularidades.

Sin embargo, los créditos rápidos presentan un inconveniente del que carecen otros tipos de préstamos personales y créditos al consumidor: los importes disponibles para este tipo de operaciones es más reducido que los préstamos tradicionales, y generalmente no puedes solicitar más de 5.000€.

Los créditos rápidos son un tipo de préstamos personales que tienen los siguientes aspectos característicos:

  • Están diseñados para obtener liquidez económica con el objetivo de ayudar financieramente al pago de imprevistos o al coste de bienes duraderos o gastos ociosos
  • Estos créditos son más rápidos en su concesión con respecto a los créditos personales o tradicionales
  • Los requisitos para la concesión de los créditos rápidos son menos restrictivos que otros productos destinados a estos propósitos

A la hora de la solicitud del crédito rápido, es necesario que el cliente reúna las siguientes condiciones:

  • Vivir en territorio español
  • Tener abierta una cuenta bancaria
  • Tener 18 años o más
  • Estar en posesión de alguna documentación que ratifique que en la cuenta corriente hay ingresos que se realizan de manera regular

Otras de las principales ventajas que tienen los préstamos rápidos son:

  • Es un producto financiero que no necesita que el consumidor reúna muchos requisitos para la concesión del crédito
  • El trámite se realiza de forma 100% online, por lo tanto, no es necesario que te desplaces del domicilio
  • No se necesita un aval
  • Si confirmas tus datos a través de la banca online, no necesitas enviar ni adjuntar ningún tipo de documento acreditativo ni económico
  • Una vez aprobada tu solicitud, la entidad financiera ingresa la cantidad requerida en cuestión de minutos u horas, dependiendo del banco
  • Es flexible a la hora de la devolución del mismo antes de los plazos fijados, incluso te puede salir más barato

La principal desventaja que tienen los créditos rápidos es que la cantidad a solicitar, generalmente, nunca será superior a los 5.000€. Por lo tanto, si necesitas más dinero, te recomendamos acudir a una entidad financiera tradicional.

¿Cuál es el perfil del solicitante de créditos rápidos?

Generalmente se piensa que la gente que recurre a los préstamos rápidos son personas de mediana edad y con problemas económicos; sin embargo, un estudio elaborado por Monedo Now en el año 2017 ha revelado el perfil del solicitante que acude a los créditos rápidos.

Según el estudio, la edad media del consumidor que contrata el crédito rápido, que es uno de los productos financieros que se sitúan dentro de los préstamos personales y créditos al consumo, tiene una edad que oscila entre los 30 y los 39 años, dado que un 37% de las solicitudes que se han registrado para pedir préstamos rápidos nuevos pertenecen a la generación Millennial.

Otro dato importante con respecto a la solicitud de los créditos rápidos nuevos es la cantidad que suelen pedir. Un 28% de los solicitantes, en el año 2016, optó demandar este producto financiero con un importe de menos de 1000 euros, dado que, cuanto menos cantidad se solicite, menos complicaciones se tiene a la hora de efectuar la devolución del mismo.

Del mismo modo, en cuanto al sexo y a la situación laboral, este estudio, donde se analizó casi 230.000 solicitudes, indica que el 57% fueron hombres mientras que el 43% fueron mujeres. Así mismo, las condiciones laborales en las que se pidieron los créditos rápidos a plazos sitúan a los clientes de este producto financiero en el colectivo de empleados, puesto que un 69% de las solicitudes indicaron que, en el momento de solicitar el crédito, se encontraban trabajando.

En definitiva, el perfil del solicitante que contrata créditos rápidos es diametralmente opuesto a lo que se tiene en el imaginario colectivo, puesto que es la generación Millennial, fundamentalmente hombres con un trabajo la que recurre a las entidades financieras con capital privado para pedir una cantidad de dinero, generalmente menor de 1000 euros.

[Cerrar texto]

Minicréditos y préstamos rápidos, ¿cuál debo solicitar?

¿Quieres pedir un crédito pero no sabes si escoger préstamos rápidos o minicréditos? Ambos son productos financieros que se encuentran dentro de tipo de préstamos destinados a la solución de cuestiones personales no relacionadas con la adquisición de una vivienda, puesto que esta última tiene un préstamo exclusivamente destinado a esta finalidad (préstamos hipotecarios).

La aprobación, tanto de un minicrédito como de un préstamo rápido, se efectúa en cuestión de horas, a diferencia de otros productos financieros, y su trámite es muy sencillo, dado que solo hay que rellenar un formulario online muy básico con los datos personales de la persona interesada. Así mismo, como cualquier crédito de este tipo, se puede devolver la cuantía adeudada antes del plazo que se ha establecido para ello.

A pesar de ser productos muy similares en sus características existe una gran diferencia entre los créditos rápidos y los minicréditos: la cantidad máxima que se puede solicitar. En el caso del crédito rápido, las cuantías máximas son muy variables, dependiendo de lo que el prestamista o la entidad financiera desea conceder a los clientes aunque, por regla general, nunca sobrepasan los 5.000 euros. Sin embargo, el importe en los minicréditos es más limitado, pues en este caso únicamente podrás acceder hasta un máximo de 300 euros, aunque hay ciertas entidades de capital privado que aceptan hasta 500 euros. [Seguir leyendo]


¿Qué diferencia existe entre los créditos rápidos y los préstamos rápidos?

En muchas ocasiones, solemos utilizar indiferentemente los términos “préstamo” y “crédito” en un mismo contexto como si fueran sinónimos. Pero ¿es cierto que se pueden usar indiscriminadamente ambos términos?

Si acudimos al Diccionario de la Lengua Española (DLE) a buscar los términos, el primero de ellos (“préstamo”), en la segunda acepción indica que el es el dinero que se pide a una institución financiera con el propósito posterior de devolver dicha cantidad; en segundo término (“crédito”), en cambio, el consumidor acude o bien a una institución bancaria, o bien a un prestamista con capital privado para demandar una cantidad concreta para, después, devolverla.

No obstante, esta distinción no se menciona en el Banco de España, puesto que señala que las diferencias que existen entre un crédito y un préstamo son más complejas. La principales características de un crédito son que, por un lado, el dinero se ingresa en una cuenta bancaria y el consumidor puede utilizarlo cuando quiera, y, por otro lado, la devolución puede efectuarse antes del plazo acordado. Por el contrario, el ingreso del préstamo se recibe una sola vez y la devolución se debe realizar en los plazos acordados junto con las respectivas comisiones e intereses.

Ahora bien, los créditos se pueden ubicar dentro de los préstamos. En el mercado financiero tradicional se ofrecen dos tipos de productos: los préstamos hipotecarios y los préstamos personales. Mientras que el primer producto estaría centrado en la concesión de préstamos con una cantidad de dinero elevada para la adquisición de una vivienda, el segundo producto estaría destinado para la financiación de diversos bienes como, por ejemplo, los bienes duraderos que son la compra de un coche o el pago de una carrera universitaria.

Entonces, ¿dónde se ubicarían los créditos dentro del mercado financiero? Un crédito financiero se encontraría dentro de los préstamos personales, dado que se adecuan a los fines de los préstamos personales. De hecho, en los préstamos personales también encontraríamos diversos productos financieros como los préstamos rápidos online o los minicréditos o microcréditos. [Seguir leyendo]


¿Qué es lo que debe figurar en los contratos de préstamos rápidos?

Según la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito, más conocido como ASNEF, a la hora de firmar créditos rápidos debemos tener en cuenta varios aspectos:

  • El tipo de crédito. En el contrato debe señalar el tipo de crédito que hemos solicitado, dado que no todos los créditos tienen las mismas prestaciones. Por tanto, debe estar en este punto la cuantía de solicitada, las condiciones, el tiempo de duración y los respectivos plazos para el pago de la devolución.
  • Los datos del cliente y del prestamista o entidad bancaria. En este apartado deben figurar las identidades y el domicilio social de ambas partes.
  • El tipo de interés. En este apartado se comentan aspectos relativos a la Tasa Anual Equivalente (TAE), los recargos e intereses o el tipo de interés por demora, entre otros.
  • La devolución anticipada. Los derechos que tiene el consumidor si decide realizar el pago de la devolución del crédito rápido antes de los establecido en el contrato.
  • Ley del Crédito al Consumo. En el contrato debe figurar el artículo 29 de la Ley de Crédito al Consumo donde se señalan los derechos del cliente que solicita préstamos rápidos.
  • Consecuencias del impago. En este punto se detallan todas las consecuencias y el procedimiento administrativo-jurídico que realiza la entidad bancaria o el prestamista en el caso de que el cliente no haya efectuado el pago de la deuda en las fechas estipuladas.

Estos son algunos de los puntos más importantes que debe tener un contrato para la concesión de los créditos rápidos. De todos modos, es conveniente que leas detenidamente el mismo antes de firmarlo y que te pongas en contacto con la entidad si necesitas aclarar algún tipo de duda. [Seguir leyendo]

¿Qué es un crédito rápido?

Es uno de los productos financieros que pertenecen a los préstamos personales y créditos al consumo. A diferencia de los créditos habituales, estos créditos son más rápidos en la concesión del dinero solicitado, dado que no es necesario presentar documentación alguna para el proceso de la solicitud ni tampoco ofrecer un aval bancario.

¿Cuáles son los requisitos que tengo que reunir para que me concedan préstamos rápidos?

Al contrario de criterios para la concesión de los créditos habituales, para la aprobación de los créditos rápidos online solo es necesario reunir unos pocos requisitos muy básicos como residir en España, tener más de 18 años, ser titular de una cuenta corriente y estar en posesión de alguna documentación que acredite que en la cuenta bancaria se perciben ingresos mensuales regulares.

¿Cómo es el trámite para solicitar créditos rápidos?

La gestión del trámite es muy sencilla, puesto que todo ello se realiza de manera online, por tanto, no hay que salir de casa para completar la solicitud. Además, solo hay que rellenar un formulario básico en el que te piden los datos personales y elegir la cantidad de dinero que deseas y hasta qué día deseas devolver el dinero.

¿Puedo solicitar préstamos rápidos online aunque figure en alguna de las listas de morosos (Experian, ASNEF, Rai, Equifax, Badexcug, Cirbe)?

En el caso de que señales que formas parte de la lista de los impagados, nosotros nos encargamos de seleccionar a los prestamistas que acepten la concesión de los créditos rápidos a los que estén en el fichero de los impagados.

¿Cuáles son los inconvenientes de los préstamos rápidos?

Debes de tener en cuenta que el principal inconveniente de los créditos rápidos y los préstamos rápidos es que la cantidad máxima que puedes pedir en ningún caso supera los 5.000€.

¿Qué sucede si no pago el préstamo rápido solicitado en la fecha límite establecida?

En el caso de que no pagues, en el contrato figura un seguro para estos casos con el objetivo de cubrir la deuda no pagada. No obstante, te aconsejamos que, antes de solicitar créditos rápidos, tengas en cuenta estos aspectos con la ayuda de nuestra calculadora y que le des prioridad a la devolución del crédito solicitado.