Logo Créditos Rápidos iPayDay

MINICRÉDITOS

Microcréditos de hasta 5000€ al instante

Recomendado
Recomendado
Logotipo Savso
100€ - 900€
Importe
13 ó 26 semanas
Vencimiento
Acepta ASNEF
Paga en pequeños plazos semanales
Recomendado
Recomendado
Logotipo Monedo Now
750€ - 5000€
Importe
6 - 48 meses
Vencimiento
Acepta ASNEF
Pagos mensuales personalizados
Recomendado
Recomendado
Logotipo CreditStar
50€ - 300€
Importe
5 - 30 días
Vencimiento
NO acepta ASNEF
Sin aval y con posibilidad de prórroga
Logotipo Vivus
50€ - 300€
Importe
7 - 30 días
Vencimiento
NO acepta ASNEF
Primer crédito gratis
Logotipo Minicréditos de Viaconto
50€ - 300€
Importe
7 - 30 días
Vencimiento
Acepta ASNEF
Primer crédito gratis
Logotipo Gedescoche
50€ - 10000€
Importe
Meses
Vencimiento
Acepta ASNEF
Pon tu coche de aval y sigue conduciéndolo
Logotipo Préstamo Rápido Wandoo
50€ - 300€
Importe
7 - 30 días
Vencimiento
Acepta ASNEF
Primer crédito gratis
Logotipo Microcréditos de Ferratum
100€ - 1000€
Importe
1 - 26 meses
Vencimiento
NO acepta ASNEF
Primer mes sin intereses

Los minicréditos son uno de los métodos de financiación más rápidos y populares en la actualidad, pues te permiten disponer de una pequeña cantidad de dinero (generalmente hasta 750€) de una forma directa y sin papeleos ni esperas. Esto hace que cubrir pequeños imprevistos o “agujeros” se convierta en algo sumamente sencillo. Este tipo de solicitudes se contraponen a los créditos al uso en dos parámetros muy importantes que debes tener en cuenta:

Rapidez: los créditos bancarios te permiten solicitar cantidades mayores de dinero sí, pero los requisitos para que te lo aprueben son más exigentes y los papeleos, en ocasiones, interminables. Mientras que en los minicréditos rápidos, tan solo tienes que cumplir una serie de requisitos básicos y el proceso desde que lo solicitas hasta que lo recibes apenas dura unas horas, algo ideal para personas que necesitan el dinero de la manera más rápida y cómoda posible.

Intereses: debido a la alta competencia que hay en el sector, muchas entidades ofrecen el primer minicrédito gratis, sin intereses ni comisiones de ningún tipo. Por supuesto, todas estas entidades las encuentras en nuestro comparador, herramienta que te ayudará a elegir el mejor préstamo disponible para ti, según tus necesidades y particularidades.

Por lo tanto, si lo que tienes es un problema monetario puntual, y necesitas el dinero de una manera rápida, cómoda y, en ocasiones, sin pagar intereses, los minicréditos son tu opción ideal.

¿Qué se debe cumplir a la hora de pedir minicréditos?

Atendiendo a los requisitos documentales, tanto los préstamos rápidos como los minicréditos online ofrecen muchas facilidades a la hora de solicitarlos, ya que no se te solicitarán documentos que tengas que pedir o buscar durante horas, ni tendrás que ir al banco a solicitarlos. Por lo tanto, evitas la tediosa burocracia que tanto rechazo provoca.

Los documentos y datos que tienes que aportar a la hora de realizar tu solicitud son los siguientes:

  • Ser residente en el territorio español.
  • Poseer una cuenta bancaria española en activo, con el fin de ingresar el dinero en un lugar válido.
  • Percibir algún ingreso estable.
  • Demostrar que eres mayor de edad.

En algunos casos no tendrás ni que presentar ningún tipo de documento, y formalizarlo todo a través de la banca online, gracias a la cual confirmarán todos los datos necesarios de forma online y totalmente segura.


¿Alguna duda? Nosotros te lo ponemos fácil

Tras leer esto, podrás comprobar que los microcréditos te ofrecen grandes ventajas para tus apuros económicos, pero si aún tienes alguna duda te resumimos los aspectos positivos a tener en cuenta de este método de financiación:

Rapidez:

Desde el momento que pides el dinero hasta que llega a tu cuenta pasa muy poco tiempo, por lo que las transacciones de estos minicréditos rápidos se postulan como una solución bastante rápida.

Comodidad:

Podrás hacer toda la solicitud a través de cualquier aparato con acceso a Internet. Un móvil, una tablet, un ordenador portátil… todos ellos te permitirán solicitar el dinero que necesitas desde cualquier sitio y disfrutar del mismo en apenas unas horas.

Sencillez:

El proceso es muy sencillo e intuitivo, tan solo tienes que rellenar un breve formulario de 5 minutos indicando tus datos más básicos.

Flexibilidad:

Los minicréditos nuevos se pueden solicitar con total libertad en base a dos parámetros. En primer lugar la cantidad, ya que podrás seleccionar la cantidad que necesitas (desde 50 hasta 750€ generalmente); y en segundo lugar, podrás elegir el tiempo que necesitas para devolverlo (desde 5 hasta 30 días, y en ocasiones 2 ó 3 meses).

No lo dudes, pide minicréditos online y olvídate de los imprevistos, de los desajustes económicos y, por qué no... ¡concédete un pequeño capricho!

Los minicréditos son una forma de financiación online a la que cada vez acuden más personas en España para solucionar situaciones imprevistas como falta de liquidez para pagar una factura o para la sustitución de algún electrodoméstico que se haya estropeado. Los minicréditos rápidos también son idóneos para costearte un capricho o simplemente para financiarte unas pequeñas vacaciones.

Para poder solicitar estos minicréditos el consumidor debe cumplir con una serie de requisitos previos que, a diferencia de las tradicionales fuentes de financiación, no son tan restrictivas:

Minicreditos

Residir en España

Microcreditos

Ser mayor de 18 años

Minicreditos rapidos

Disponer de un flujo de ingresos regular

Minicreditos online

Tener una cuenta bancaria

La principal característica de los minicréditos a plazos es que todo el trámite se realiza a través de internet, por lo que no hay que desplazarse a ninguna sucursal para solicitarlo. Pero cuentan otras particularidades:

  • El máximo que se puede pedir es hasta 300 euros, aunque en ocasiones el límite puede llegar hasta los 1.000 euros si eres un cliente recurrente
  • Si lo tramitas a través de tu banca online, no necesitarás presentar ningún documento, ni siquiera el DNI
  • El ingreso a cuenta de la cantidad solicitada depende del banco, pero se puede realizar al instante o en cuestión de horas

Una de las ventajas de solicitar minicréditos rápidos es que algunos prestamistas privados conceden igualmente el crédito al consumidor aunque figure en alguna lista de impagados como, por ejemplo, ASNEF, a diferencia de lo que ocurre si pides un crédito a través de las fuentes de financiación tradicionales.

Con respecto al procedimiento de solicitud de los minicréditos online, la manera para pedir un préstamo es muy sencilla: solo hay que ir a la página web de la entidad y rellenar un formulario básico con los datos personales del solicitante como son el nombre y los apellidos, el DNI o NIE, el número del teléfono móvil y la dirección del correo electrónico. Una vez introducidos estos datos, solo hay que especificar la cantidad de dinero que uno quiera solicitar, así como el plazo máximo de días para devolver dicha cantidad.

En definitiva, el proceso de solicitud y de concesión de los microcréditos es muy básico y rápido, dado que no hay que desplazarse ni tampoco es obligatorio presentar documentos extras, sino que solo se necesita un documento que justifique que que tienes ingresos regulares en tu cuenta bancaria.

La principal ventaja de solicitar minicréditos es que, además de que cualquier persona puede pedir un préstamo online si reúne los requisitos, no tienes que incluir un aval bancario en el caso de que el consumidor no pueda pagar el crédito a tiempo.

Las características principales de los minicréditos online son las siguientes:

  • Forman parte del grupo de los préstamos personales y créditos al consumo;
  • Están destinados a conceder préstamos para los imprevistos que pueden haber en la vida cotidiana y para la ayuda de adquirir caprichos como la financiación de un viaje o la compra de artilugio electrónico;
  • Suelen conceder minicréditos con una cuantía mínima de 50 euros y una cantidad máxima de 300 ó 750 euros;
  • El plazo máximo para la devolución de los mini créditos es hasta los 30 días después de la concesión.

Las principales ventajas de solicitar minicréditos:

  • El proceso para solicitar un crédito se efectúa por internet, por tanto, no es necesario el desplazamiento hacia alguna sucursal bancaria para realizar el trámite;
  • No se requiere de una tercera persona que ejerza la labor de aval bancario;
  • La documentación que se debe presentar es en la que se corrobore que en la cuenta corriente hay un tráfico estable de ingresos, por lo que es un trámite rápido y sin papeleos;
  • Se deposita la cantidad de dinero solicitada en cuestión de horas tras la concesión del minicrédito online.

Estos son los requisitos que debe presentar el consumidor para solicitar los minicréditos rápidos:

  • Ser residente en España;
  • Ser mayor de 18 años;
  • Ser titular de una cuenta bancaria;
  • Disponer de alguna documentación en la que se compruebe que en la cuenta corriente se perciben ingresos regulares como una nómina laboral.

Las desventajas de solicitar minicréditos nuevos son:

  • La TAE (Tasa Anual Equivalente) es más elevada debido a que el plazo de solicitud de este tipo de minicréditos online es más corto en relación con los préstamos largo plazo;
  • Los impagos y el retraso de la devolución de los minicréditos se sancionan con un aumento en los intereses.

¿Qué diferencias existen entre un crédito y un préstamo?

Debido a que la mayoría de los consumidores desconocen las diferencias que existen entre solicitar un préstamo o pedir un crédito, muchas veces se recurren a estos términos como sinónimos aunque en realidad no lo sean, dado que cada uno tiene unas singularidades.

En el Diccionario de la Lengua Española (DLE), en la segunda acepción del término “préstamo” se especifica que es el dinero que se solicita a una institución financiera con intención de devolución, mientras que en la primera acepción del término “crédito” se define como la cantidad de dinero que concede a un consumidor una persona o entidad bancaria, igualmente con un propósito de que se devuelva la cantidad prestada.

Sin embargo, estas definiciones no son suficientes para hacer una distinción más exacta de ambos términos. En el Banco de España, por el contrario, si se detalla las diferencias entre un contrato de crédito y un contrato de préstamo, por lo que se pueden distinguir las diferencias entre “préstamo” y “crédito”.

Un contrato de crédito se caracteriza por que, dentro del plazo acordado previamente, se puede recibir el dinero que se necesite mediante el ingreso en una cuenta corriente, así como la devolución de este con sus respectos intereses y comisiones que puede efectuarse de manera parcial o totalmente antes de su vencimiento. En cambio, en un contrato de préstamo el recibo de la cantidad de dinero se realiza una única vez al principio del contrato y se debe devolver el dinero prestado junto con las comisiones y los intereses en los plazos acordados anteriormente.

Según la clasificación elaborada por la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (ADICAE) en La realidad del crédito no hipotecario en España: Análisis económico y jurídico del crédito al consumo y los créditos rápidos (2015), los agentes de las entidades financieras que pueden realizar la acción de la concesión del crédito y del préstamo son, por un lado, aquellas con un crédito financiero como los bancos, las cajas cooperativas y los establecimientos financieros de crédito, y, por otro lado, los agentes con capital privado como las sociedades mercantiles y los prestamistas y empresas de pignoración con un capital privado.

Estos agentes financieros pueden conceder dos tipos de préstamos: los préstamos hipotecarios y los préstamos personales. Mientras que el primero se utilizan para financiar la adquisición de una vivienda o también para se emplea para el emprendimiento de un negocio, el segundo tipo de préstamo están disponibles para financiar aquellas urgencias de diversa índole en los consumidores.

Dentro de los préstamos personales está situado el crédito al consumo, en donde encontramos varias subcategorías como son los minicréditos o los microcréditos, que se caracterizan por que la cantidad que se concede es muy reducida, o los créditos rápidos, cuya singularidad reside en que la concesión de este es muy rápido con respecto a otros tipos de créditos o préstamos.

En definitiva, en el caso de que el consumidor necesite tener a su disposición una cantidad de dinero determinada, debe conocer las diferencias que existen entre solicitar un préstamo y pedir un crédito a cualquier agente o entidad financiera.

[Cerrar texto]

Aumenta la solicitud de minicréditos y créditos rápidos en España

En España, la mejora económica en los últimos años que se puede observar en el Informe de estabilidad financiera elaborado por el Banco de España en mayo y noviembre (2018) ha ocasionado que los españoles hayan acudido otra vez a las entidades financieras a solicitar minicréditos a plazos, préstamos personales y créditos al consumo.

A finales del año 2017, la economía española creció un 3,1%, dato que se ha moderado durante el año 2018. Según el citado informe del Banco de España, se cree que la expansión económica española se mantendrá en un 2,2% y que también se regulará la tasa de paro, que durante el 2017 y a lo largo del 2018 había estado descendiendo.

Por su parte, el informe de Encuesta sobre Préstamos Bancarios en España (2019) elaborado por Álvaro Menéndez Pujades, director de la Dirección General de Economía y Estadística del Banco de España señala que los préstamos personales y créditos al consumo han tenido un aumento leve en el último trimestre del 2018 en la Unión Económica Monetaria (UEM), al igual que en España, donde hubo un pequeño repunte en la demanda de este tipo de préstamos.

En España, el acceso a este tipo de crédito aumentó casi un 15% en el ejercicio del año 2018. Sin embargo, según dicha encuesta, este año no se prevé un crecimiento de la demanda de los préstamos personales y créditos al consumo, debido a que la principal causa del poco incremento de la solicitud de estos préstamos es que las entidades financieras han endurecido los requisitos de los consumidores para la concesión de los préstamos destinados al consumo y a otros fines.

Por la otra parte, a través de las entidades de capital privado se pueden solicitar diversos préstamos y créditos, como los minicréditos online, que se caracterizan por que son mucho más rápidos que las entidades bancarias tradicionales a la hora de aceptar la solicitud y de ingresar la cantidad requerida en la cuenta bancaria del cliente. Esto es así porque, entre otras cosas, no necesitas ni enviar el DNI ni ningún tipo de documentación si validas tus datos a través de la banca online y porque para acceder a estos minicréditos cuentas con menos restricciones que en una entidad financiera tradicional. [Seguir leyendo]


¿Qué hacer cuando no se pagan a tiempo los minicréditos?

Si te han concedido un minicrédito, tienes un plazo para devolver la cantidad solicitada con unos intereses y comisiones. Sin embargo, existen situaciones extraordinarias en las que no disponemos del dinero suficiente para hacer frente al pago de los mini créditos. Entonces, ¿qué sucede cuando no se devuelve el dinero en el plazo establecido en el contrato?

Los microcréditos, por ser un tipo de préstamo a corto plazo, la fecha de devolución es muy corta con respecto a otros créditos, dado que, generalmente, las entidades establecen un máximo de 30 días para el pago del mismo.

No obstante, en el caso de que no se produzca esa devolución de la cantidad solicitada dentro del tiempo acordado, te aconsejamos que contactes con la entidad o con el prestamista en cuestión para que te ofrezca otras alternativas, aunque te advertimos que se aumentará el dinero que debes devolver, dado que, como medida sancionadora, se te añadirán intereses adicionales por el pago atrasado de los minicréditos rápidos online.

Al contactar con la entidad le podrás explicar el motivo por el que no has podido pagar a tiempo y la situación en la que te encuentras, con el objetivo de establecer un acuerdo en el que ambos salgan beneficiados.

Por este motivo, si decides solicitar minicréditos online, te recomendamos que lo planifiques económicamente de tal manera que priorices el pago del préstamo sobre otros pagos que no te devengan intereses asociados por retraso.

Con todo esto, te aconsejamos que evites la opción del impago del mini crédito concedido, ya que esto podría suponer incluirte en ficheros de morosidad. Por este motivo siempre es preferible ponerte en contacto con la entidad o prestamista que te ha concedido el minicrédito para poder llegar a un acuerdo amistoso. [Seguir leyendo]


¿Qué diferencia hay entre los créditos rápidos y los minicréditos?

A la hora de pedir un préstamo personal, debes tener en cuenta que las entidades ofrecen diferentes productos destinados a satisfacer las necesidades de los clientes, por lo que es importante que sepas cuáles son las principales diferencias y características de cada una.

Un crédito rápido se caracteriza principalmente porque su concesión es prácticamente instantánea, a diferencia de los créditos tradicionales. Además, el trámite de este tipo de créditos, tanto en el momento en el que se realiza la solicitud como en el proceso de su aceptación, es más reducido, dado que no necesitas presentar ningún tipo de documento si confirmas tus datos a través de tu banca online. En el caso de rechazar este sistema, solo necesitas aportar un documento en el que se acredite que en la cuenta bancaria se percibe un flujo de ingresos estables y el DNI.

Otra de las ventajas que tienen los créditos rápidos es que es más flexible con respecto a los créditos personales en cuanto al momento en el que se devuelve el dinero concedido, dado que en muchos casos se puede entregar antes de la fecha límite establecida, pagando menos intereses.

Los minicréditos o microcréditos son un tipo de préstamo personal que, al igual que el crédito rápido, tiene la singularidad de que es rápido en la solicitud y en la concesión, puesto que el trámite de solicitud es muy básico en relación con la documentación que se debe presentar es la misma que la del crédito rápido. También es flexible con respecto a las fechas de devolución de los minicréditos nuevos, ya que, aunque se fije una fecha para la entrega de la cantidad de dinero prestada, esta se puede pagar en cualquier momento anterior al día establecido para ello.

Sin embargo, las diferencias que existen entre un préstamo rápido y los microcréditos son que este último el plazo para entregar el dinero es más corto y, además, solo conceden un importe máximo de 300 euros, aunque existen entidades financieras que ofrecen un máximo de hasta 750 euros a devolver en menos de 30 días. En el caso de los créditos rápidos las entidades ofrecen hasta 5.000 euros a devolver en plazos (semanas o meses). [Seguir leyendo]


¿Para qué se usan los minicréditos?

Los minicréditos se encuentran dentro de los préstamos personales y créditos al consumidor. Se trata de un tipo de crédito que se distingue de los otros por que, en primer lugar, se concede una cuantía máxima de 750 euros y porque, en segundo lugar, el plazo para la devolución suele ser de 30 días máximo.

Con estas características, los consumidores solicitan este tipo de créditos para las siguientes finalidades:

  • Cubrir necesidades puntuales que requieran dinero. Los consumidores solicitan minicréditos online para el pago de facturas, para llenar la cesta de la compra o para reemplazar aquellos electrodomésticos y muebles que se han estropeado, entre otros motivos. Podríamos decir que sirve para solucionar el problema de liquidez que puede haber a final de mes y para cubrir los gastos extraordinarios imprevistos.
  • Cubrir adquisiciones extraordinarias. Los minicréditos rápidos también lo solicitan aquellas personas que, a pesar de que no tienen problemas económicos puntuales, piden este tipo de préstamos para satisfacer pequeños lujos como pueden ser la adquisición de artículos ociosos, para costear los viajes para las vacaciones o, por ejemplo, para realizar una escapada de un fin de semana o puente.

Al igual que otros productos financieros como los créditos rápidos, los microcréditos son un tipo de créditos en los que el trámite para solicitarlos y su concesión es más rápida que los créditos personales, debido a que, a la hora de realizar la gestión del trámite, si lo realizas a través de la banca online no necesitarás presentar ningún tipo de documento. O, en el caso de realizarlo por el cauce tradicional, solo tendrás que justificar que recibes ingresos regulares y enviar una copia de tu DNI.

Cabe destacar que los requisitos en las entidades financieras con capital privado son menos restrictivas que los de las entidades bancarias tradicionales, dado que estos últimos han endurecidos los criterios para la aceptación de los minicréditos. De esta manera, para solicitar minicréditos on line solo debes cumplir una serie de requisitos básicos. [Seguir leyendo]

¿Qué son los minicréditos?

Los minicréditos son un tipo de crédito que forma parte del tipo de los préstamos personales y créditos de consumo que conceden las entidades con capital privado. Se caracteriza porque todo el trámite se realiza de forma online, sin necesidad de desplazamientos hacias las sucursales y el ingreso de la cantidad de dinero solicitada se efectúa en cuestión de minutos u horas.

¿Qué cuantía se puede solicitar en los microcréditos?

El microcrédito está destinado a ofrecer pequeñas cantidades de dinero, cuyo mínimo es de 50 euros y el máximo es de 300 euros, aunque existen algunos prestamistas que conceden hasta 500 euros.

¿Qué requisitos necesito para pedir minicréditos rápidos?

Tan solo tienes que residir en alguna parte del territorio español, tener una edad mínima de 18 años, ser titular de una cuenta bancaria y disponer de algún documento, como puede ser una nómina laboral, que acredite que en la cuenta corriente se perciben ingresos de forma regular.

¿De qué manera puedo recibir el dinero?

Las entidades, una vez que te hayan aceptado el minicrédito online tras haber rellenado previamente el formulario con tus datos personales y haber indicado la cantidad de dinero que deseas solicitar y la fecha límite para devolverla, te ingresarán el importe solicitado en la cuenta bancaria que hayas facilitado.

¿Cuánto tiempo tardaré en que me ingresen el dinero?

Los mini créditos se aprueban al instante, por lo que generalmente durante el mismo día se te ingresará el dinero, dependiendo del banco.

Estoy en una lista de impagados (Rai, Experian, ASNEF, Badexcug, Equifax, Cirbe), ¿puedo igualmente solicitar minicréditos online?

Algunos prestamistas también conceden mini créditos nuevos a aquellas personas que figuren en cualquiera de los ficheros de morosos. Con las mismas condiciones que si no estuvieras en esta situación y pudiendo beneficiar también de recibir tu minicrédito gratuito, sin intereses ni comisiones.

No he podido devolver el dinero en la fecha límite fijada, ¿qué puede suceder en ese caso?

Si no has podido devolver la cantidad de dinero solicitado en la fecha límite fijada, te recomendamos que te pongas en contacto con el prestamista para que te ofrezca otras alternativas para su devolución. De todos modos, te aconsejamos que evites esta situación, dado que las consecuencias que implica el retraso de la devolución de los minicréditos son el pago de costes adicionales.